NARRACIÓN INCONCLUSA SOBRE UNA MITOLOGÍA INCONCLUSA

Autor: HerSan


“Aunque me sedujeras no lograrías que cambiara el color de tu hilo negro, ni que la rueca dejara de girar, ni que mi hermana Átropos, la tercera Parca, guardara sus tijeras o se olvidara de usarlas tan pronto como pretende”
(Ghassaga)

Shawhü Ghassaga, investigador oriental del S. XIV a. C. que dedicó su vida al estudio de las mitologías grecolatinas, demostró en su “Demogorgón” que la mayoría de las hipótesis de las que se parte en occidente son falsas. En dicha obra se narraban diez Homolontías, de las cuales se conservan tres que no se han divulgado por razones oscuras.

Fuentes fidedignas que no podemos desvelar hicieron llegar a nuestras manos una serie de apuntes de dicho autor refiriéndose a las otras siete Homolontías. En nuestro afán de darlas a conocer al público lo más objetivamente posible nos dirigimos a Cetruskcha (capital de Nhioassha) con el propósito de abrir una investigación en el mismo pueblo donde el famoso historiador escribió su obra.

Cetruskcha cuenta con unos 500 habitantes. Su principal recurso económico lo constituye la pesca, aunque el cultivo de la droga que ellos llaman Yunka les reporta grandes beneficios. En el mismo centro de la ciudad se encuentra la casa que habitara en su tiempo Shawhü Ghassaga. Hoy día se ha convertido en templo de oración. Al fondo de la casa se encuentra el altar y, frente a él, una imagen de Ghassaga en posición de oración con la siguiente leyenda a sus pies:

Mitología Inconclusa

Es curioso observar que la distancia exacta desde la casa al mar coincide con la mencionada en el tomo III de “Los Epicurios”, páginas 578 a 631, como única posible para atraer la atención de los dioses.

Para el análisis de la cuarta y quizás la más importante Homolontía hemos recogido datos de los grabados encontrados en dicho templo, y hemos entresacado de nuestras propias notas los elementos necesarios para darles la conexión que les faltaba.

Esta Homolontía se resume en lo siguiente:

Demogorgón, dios ordenador del Caos, es una gran falacia. A causa del famoso intento de seducción que éste llevó a cabo con una de las tres Parcas o ministros del Destino (libro II de los Arimeos y “Dioses mayores y menores de la mitología griega”, de Ghassaga), fue expulsado del reino de los dioses. Saturno, ansioso de poder, fue quien ocupó el puesto de Demogorgón en la ordenación del Caos.

Según lo exp  uesto an _ te rior///m..⊂Þ⊗⊥⊥⊥ente♦♦♦¬ es fáℑcil ◊  ◊◊♦_  inf⊃⊂ erIR  –   ..      ∼∼ ¾←   Øu  æ  ⇔   ⊗  e  →  ... _ _

Ir al contenido